Honduras comienza recuento de votos electorales luego de denuncias de fraude

Las autoridades electorales hondureñas comenzaron el martes un recuento sin precedentes de algunas de las boletas de las elecciones al Congreso del mes pasado luego de denuncias de fraude e inconsistencias en algunas de las urnas.

La política de izquierda Xiomara Castro ganó la presidencia en las elecciones generales del 28 de noviembre, pero su capacidad para implementar reformas sociales radicales dependerá del equilibrio de poder en el Congreso Nacional unicameral de Honduras.

Los candidatos al Congreso del partido Libertad y Refundación de Castro y su aliado, el Partido Salvador de Honduras, han acusado al gobernante Partido Nacional de “inflar” el recuento de votos a su favor.

Los resultados preliminares otorgan 61 escaños al partido de Castro y su aliado, 43 escaños para el Partido Nacional, 22 para el Partido Liberal y el resto para grupos minoritarios.

Bajo un proceso de verificación y recuento de votos, se volverán a contar los votos emitidos en 2.581 urnas, que representan el 14% de las mesas de votación en todo el país.

Kelvin Aguirre, funcionario del consejo electoral del país, dijo que también se analizarán otras papeletas impugnadas.

Es el primer recuento de este tipo desde que el país centroamericano comenzó a celebrar elecciones libres en 1982, luego de casi dos décadas de dictadura militar.

Castro, que asumiría el poder el 27 de enero si los resultados finales confirman su amplia ventaja, ha anunciado que derogará varias leyes que protegen a funcionarios y diputados acusados ​​de corrupción.

Su principal oponente, Nasry Asfura del Partido Nacional, ha reconocido la victoria de Castro.

El próximo año, el Congreso hondureño elegirá una nueva corte suprema y un nuevo fiscal general.

Según el recuento de votos preliminar actual, Castro y sus aliados necesitarían dos tercios de los votos para impulsar a sus candidatos, a los que solo se podría llegar uniéndose con la oposición, dijeron analistas.

Para cambiar la mayoría de las leyes, necesitarían una mayoría simple.