El incendio de un portacontenedores frente a la Columbia Británica sigue ardiendo, pero ya no se propaga

El incendio de un contenedor que se produjo el sábado en un buque de carga que transportaba productos químicos para la minería frente a la Columbia Británica está ardiendo y parece estar controlado, según informaron el domingo los guardacostas canadienses.

Dieciséis miembros de la tripulación fueron evacuados del MV Zim Kingston el sábado, mientras que cinco permanecieron a bordo para combatir el fuego.

El barco está anclado a varios kilómetros de la costa sur de la isla de Vancouver. Los residentes de la isla no corren peligro, según las autoridades, y el tránsito de buques comerciales hacia los puertos de Vancouver y Seattle no está obstaculizado.

El comandante de los guardacostas canadienses, JJ Brickett, dijo que la empresa ha indicado que el incendio se ha extinguido por sí solo. Los remolcadores habían rociado agua alrededor de la zona del incendio para evitar que se extendiera, y un sobrevuelo en helicóptero el domingo recogió pruebas de que esto ha funcionado.

“No podemos ver ninguna chamusquina o carbonización de esos contenedores adyacentes, eso es una muy buena señal”, dijo Brickett. “El fuego está ardiendo como era de esperar, y seguimos enfriando a ambos lados”.

Los guardacostas están diciendo a todos los buques que se mantengan al menos a dos millas náuticas de distancia, y el Ministerio de Transporte ha restringido a todas las aeronaves, incluidos los drones, el vuelo a menos de dos millas náuticas o a menos de 2.000 pies sobre el buque.

A primera hora del domingo, Danaos Shipping Co, la empresa que gestiona el portacontenedores, dijo en un comunicado que no se habían registrado heridos.

El incendio “parece haber sido contenido”, y una agencia de salvamento y extinción de incendios fue llevada para garantizar el regreso seguro de la tripulación del buque, dijo Danaos.

El percance se produce en un momento en el que se espera que el mal tiempo siga azotando la zona el domingo y en medio de un atasco en el tráfico marítimo mundial que ha retrasado las entregas en todo el mundo.

Se espera que el barco capee el temporal desde su ancla, pero los remolcadores están a la espera y vigilando en caso de que el barco se mueva, dijo Brickett.

Los guardacostas canadienses dijeron que han estado trabajando con su homólogo estadounidense para rastrear 40 contenedores que habían caído por la borda cuando el Zim Kingston se encontró con el mal tiempo el viernes, diciendo que suponían un riesgo significativo para los marineros.

Los guardacostas siguen rastreando estos contenedores, que deben ser recuperados por la empresa de salvamento contratada por los propietarios del buque. Por el momento ninguno de ellos parece ir a la deriva hacia la costa, dijo Brickett.

“Se aconseja a los navegantes que se mantengan alejados de la zona. Actualmente no hay riesgo para la seguridad de las personas en tierra, sin embargo, la situación seguirá siendo monitoreada”, dijo la guardia costera el sábado, cuando un video obtenido por Reuters mostraba fuego cayendo en cascada desde la cubierta del barco hacia el agua.