Economista enigmático superó en la votación de Chile. Sus votos podrían decidir la segunda vuelta

Chile está listo para una segunda vuelta presidencial divisiva el próximo mes entre un exlíder de protesta izquierdista de 35 años y un ultraconservador que ha prometido tomar medidas enérgicas contra el crimen.

Pero quizás la pregunta más importante, dicen los encuestadores, es qué sucederá con los 900,000 votos que fueron para un entusiasta de NASCAR de 54 años que vive en Alabama.

En una votación de primera ronda del domingo, el excongresista de extrema derecha José Antonio Kast terminó en la cima con el 27,9% de los votos emitidos, mientras que el legislador de izquierda Gabriel Boric quedó en segundo lugar con el 25,8%. Como ambos candidatos se quedaron muy por debajo del umbral del 50% necesario para ganar por completo, ahora están luchando por forjar alianzas y ganarse a los votantes que eligieron a los contendientes fracasados.

Al frente y al centro está el candidato perenne Franco Parisi, un economista célebre que sorprendió a muchos al terminar tercero con el 12,8% de los votos, a pesar de que nunca pisó Chile durante la campaña. En algunas ciudades del norte, incluidos los centros mineros de Antofagasta y Calama, ganó por márgenes significativos.

Los observadores dicen que sus partidarios son más antisistema que izquierdistas o conservadores, lo que hace que sea difícil predecir a dónde irán sus votos en la segunda vuelta. Pero con Boric y Kast enfrascados en una carrera extremadamente competitiva, será clave para el resultado de las elecciones.

Parisi no planea respaldar a un candidato en la segunda vuelta, dijo el lunes el portavoz Juan Marcelo Valenzuela a Radio Bio-Bio de Chile, pero no obstante, los ojos estarán puestos en las declaraciones hechas por el economista notoriamente obstinado e impredecible en las próximas semanas. Parisi planea realizar una encuesta digital entre los partidarios en diciembre para ver a quién prefieren, dijo Valenzuela.

En una encuesta realizada a principios de noviembre por Activa Research, los votantes parisinos favorecieron a Boric en una segunda ronda teórica, aunque la diferencia estuvo dentro del margen de error.

Algunos analistas, extrapolando las tendencias en elecciones anteriores, dijeron a Reuters que esperan que Kast se desempeñe ligeramente mejor de lo que sugieren esas encuestas.

“Quiero votar por Boric, pero hay que ser concienzudo y pensar en el futuro”, dijo Luis Bugueno, un consultor financiero de 22 años de la ciudad norteña de Coquimbo que votó por Parisi en la primera vuelta. Bugueno, que no ha decidido por quién votará en la segunda vuelta, está preocupado por algunas de las ideas políticas más radicales de Boric.

“No quiero despertarme y de la noche a la mañana, nos hemos convertido en uno de nuestros países vecinos donde la gente está tratando de emigrar”, dijo.

Según informes de los medios locales, Parisi vive en un suburbio de Birmingham y anteriormente enseñó en la Universidad de Alabama. Le dijo al periódico local Diario Financiero en septiembre que le gusta el sur de Estados Unidos porque es seguro, barato y tiene buenas escuelas públicas.

Sus políticas tienden a la derecha en cuestiones económicas y a la izquierda en cuestiones sociales, pero a menudo son idiosincrásicas y difíciles de precisar.

Parisi no es el único candidato cuyos votantes están en juego en la segunda vuelta. El centro-derecha Sebastian Sichel y el centro-izquierda Yasna Provoste recibieron más del 10% de los votos el domingo, lo que significa que sus votantes podrían ser cruciales .

Kenneth Bunker, jefe de la consultora política Tresquintos, estimó que las votaciones de la segunda vuelta serían para Kast 60-40, mientras que Gonzalo Cordero, consultor político y columnista, estimó que serían para Kast dos a uno.

Si bien ni Sichel ni Provoste han respaldado a un candidato en la segunda ronda, Sichel ha dicho que no votará por Boric y Provoste ha dicho que no votaría por Kast.