Acto de terror: Hombre acusado del asesinato del legislador británico Amess

La policía británica acusó el jueves a un joven de 25 años del asesinato del legislador David Amess y dijo que el homicidio fue un acto de terrorismo.

Amess, de 69 años, del Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson, fue acuchillado repetidamente el viernes en la iglesia metodista de Belfairs, en Leigh-on-Sea, al noreste de Londres, donde se había reunido con sus electores. Los paramédicos intentaron salvarle en el suelo de la iglesia, pero fue en vano.

El asesinato, apenas cinco años después de que fuera asesinado otro legislador, conmocionó a la clase política británica y ha provocado llamamientos para aumentar la seguridad de los parlamentarios.

Ali Harbi Ali, londinense de origen somalí, ha sido acusado de asesinato y de preparar actos de terrorismo en virtud de la Ley de Terrorismo de 2006, según informó la policía.

Ali, hijo de un ex asesor de medios de comunicación de un ex primer ministro de Somalia, debe comparecer el jueves ante el tribunal de magistrados de Westminster, en Londres.

“Presentaremos al tribunal que este asesinato tiene una conexión terrorista, es decir, que tenía motivaciones tanto religiosas como ideológicas”, dijo Nick Price, jefe de la División de Delitos Especiales y Antiterroristas de la Fiscalía de la Corona.

“También se le ha acusado de preparación de actos terroristas. Esto sigue a una revisión de las pruebas reunidas por la Policía Metropolitana en su investigación”.

Amess, casado y con cinco hijos, fue elegido por primera vez al parlamento para representar a la ciudad de Basildon en 1983, y luego al cercano Southend West en 1997. Fue nombrado caballero por la reina Isabel por su servicio público en 2015.

HOMBRE DE PAZ

La familia de Amess dijo que era un patriota y un hombre de paz.

“Por ello, pedimos a la gente que deje de lado sus diferencias y muestre bondad y amor hacia todos. Este es el único camino a seguir. Dejen de lado el odio y trabajen por la unión”, dijeron en un comunicado.

Matt Jukes, comisario adjunto de la policía londinense para operaciones especializadas, envió sus condolencias a la familia, amigos y compañeros de Amess.
“El trabajo de mis colegas del Mando Antiterrorista de la Met continuará a buen ritmo”, dijo Jukes.

Pero advirtió contra las especulaciones sobre la motivación del acusado.

“Comprendo el enorme interés público que suscita este caso, pero ahora que se ha presentado una acusación, es de vital importancia que todo el mundo actúe con moderación a la hora de hacer comentarios públicamente, para garantizar que los futuros procedimientos judiciales no se vean perjudicados en modo alguno”, dijo Jukes.

Dijo que no se había realizado ninguna otra detención y que la policía no estaba buscando a ninguna otra persona en relación con el asesinato.

El miércoles, la ministra del Interior británica, Priti Patel, dijo que el nivel de amenaza terrorista para los legisladores se consideraba ahora sustancial, lo que significa que un ataque se considera probable.